Por favor coloca tu nombre y número de teléfono

Atención al estudiante

Utilizamos “cookies” propias y de terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Saber más

Acepto

Hacia dónde va la tecnología del fitness

Máquinas conectadas a la nube, pulseras que registran nuestros ejercicios, entornos virtuales que nos permiten correr por las calles de cualquier ciudad sin movernos de nuestro gimnasio... una gran revolución tecnológica irrumpe en el mundo del fitness y de la práctica deportiva.

La industria del fitness crece por días. Según datos de IHRSA, la asociación internacional que congrega a más de 200.000 centros de salud y fitness y proveedores de tecnología de todo el mundo, el patrón de crecimiento es imparable: se habla de un beneficio combinado de casi cien mil millones de dólares el pasado año.

La irrupción de la tecnología en el sector ha sido tremenda. La carrera por desarrollar avances tecnológicos aplicados al fitness ha llegado al sector de forma impetuosa. Ahora, el reto al que se enfrentan los profesionales del fitness es ordenar y cribar la ingente cantidad de tecnología que se está generando en todas las áreas de la actividad humana y que ya está teniendo su aplicación en esta industria.

El dilema de las grandes empresas del sector es dilucidar qué es moda pasajera y qué se consolidará con el paso del tiempo, qué tendencias tecnológicas desempeñarán un papel a largo plazo en el éxito de los centros fitness y cuáles deben ser ignoradas como capricho del momento.


La encuesta mundial anual del ACSM's Health & Fitness Journal® (American College of Sport Medicine), que determina las tendencias del sector a través de las respuestas de más de 4.300 profesionales de la salud y el fitness, clasificó 41 posibles tendencias en una escala de 1 (menos probable) a 10 (más probable).

La evaluación cuidadosa de este tipo de tendencias no es inocente, pues puede ser determinante para condicionar el éxito o el fracaso de muchos centros, sus beneficios futuros o su ruina. Veamos cuáles son las tres tendencias tecnológicas que lideran la encuesta ACSM de 2021 por estar convulsionando el mercado de los centros fitness ahora mismo.

El entrenamiento online

La pandemia de COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en los resultados de la encuesta de 2021 y la tendencia número 1 de este año es el "entrenamiento online", que fue apenas número 26 en 2020. La crisis del coronavirus ha obligado a muchos centros a reorientar su actividad completamente para atender a este requerimiento, adoptar la tecnología necesaria y formarse para saber usarla.

Las redes sociales han sido un vehículo muy usado para dar a conocer los centros a través de atractivas publicaciones y vídeos, pero la transmisión en directo puede añadir un plus y llevar el impacto publicitario a un nivel completamente nuevo.

La transmisión de clases en el momento a través de Instagram y Facebook se ha convertido en una tendencia tecnológica que muchos centros están queriendo aprovechar, y es cierto que aunque la oferta es amplia, gran parte de ella proviene de perfiles no profesionales o sin cualificación técnica, por lo que posicionarse bien con un producto de calidad todavía es posible.

Estas retransmisiones abiertas a cualquier usuario de la red pueden ayudar a aumentar la popularidad de los centros y a dar a los potenciales clientes la oportunidad de entrar en el centro en un futuro. Estas potentes herramientas permiten retransmitir las clases a cualquier lugar del mundo, interactuar con seguidores en el momento, responder a cualquier pregunta y aconsejar en vivo y en directo sobre los métodos adecuados para realizar cada ejercicio.

Las redes sociales son utilizadas por los centros también para generar expectación, promocionar nuevos vídeos cada semana, proponer nuevos entrenamientos, lanzar promociones y ofertas especiales, organizar competiciones y torneos y generar un ecosistema que les haga ganar seguidores.

 . . . .


Wearables

EL ACSM sitúa a los "wearables" en la segunda posición de tendencias para 2021 en el mercado del fitness, gracias en gran medida a las mejoras en la precisión de los datos que registran y la cantidad de dispositivos que hay en el mercado (relojes, pulseras, podómetros, etc.). Por encima de todo, los wearables hacen que el ejercicio físico sea tangible para sus usuarios, ofreciéndoles datos concretos y metas alcanzables en el día a día.

Los wearables pueden aprovecharse para impulsar el compromiso de los socios y la experiencia general en el centro. Sistemas que proyectan en tiempo real la frecuencia cardíaca y las calorías de los socios mientras hacen una actividad y añaden una nueva y atractiva dimensión a las clases en grupo. Sistemas de este tipo, como el Team Beat que se usa en el centro malagueño León 13 Fitness Club, crean una alta interactividad entre el usuario y la actividad, lo que aumenta la adhesión del participante al ejercicio y, por ende, ayuda a crear hábitos saludables.

Hay que tener en cuenta que el uso generalizado de los wearables no está exento de riesgos, ya que estos ayudan a mejorar los entrenamientos independientes, como salir a correr o ejercitarse en la bicicleta estática en casa, pero no hacen milagros. Los clientes potenciales podrían, incluso, debatirse entre comprar un wearable o inscribirse en un centro fitness, pero este dilema es una falacia, ya que actualmente ningún wearable del mercado tiene la capacidad de decirle al usuario si el ejercicio está bien ejecutado o si un movimiento puede ser lesivo para él. El usuario de un centro fitness debe comprender que su asistencia al centro deportivo no solo aumentará la utilidad de su dispositivo portátil, sino que también facilitará la importantísima labor de supervisión de un entrenador cualificado.

Equipos inteligentes

Los equipos de fitness inteligentes aprovechan la tecnología para proporcionar datos al usuario, como la frecuencia de los entrenamientos, las calorías quemadas, los retos semanales, etc., a la vez que proporciona al personal del centro información muy valiosa sobre la utilización del equipo y las preferencias de los usuarios.

Los diferentes sensores que hoy incluyen la maquinaria fitness facilitan el análisis del entrenamiento en tiempo real: desde equipos de musculación que pueden dar un aviso automático cuando el usuario supera una frecuencia cardiaca determinada hasta máquinas gamificadas que nos marcan la velocidad de cada repetición mediante juegos virtuales.

Además, como comenta Antonio Orihuela, director del León 13 Fitness Club, "la conexión de estos equipos a la nube permite competir de manera síncrona con cualquier persona que esté usando el mismo software en cualquier lugar del mundo, y recrear en sus pantallas pistas de atletismo, estadios y carreteras con un realismo increíble".

Por otro lado, la conexión a la nube permite al personal del centro no solo realizar un seguimiento instantáneo de la actividad de los usuarios, sino también estar al tanto de las necesidades de mantenimiento que surjan en cada momento.

Las aplicaciones de gestión de personal y clientes son cada vez más populares en el sector del fitness y afectan también a las tareas más puramente administrativas: aplicaciones móviles que agilizan la gestión, la organización de los espacios, la reparación de las averías, la gestión de los turnos de los trabajadores y de las clases y que, en definitiva, ofrecen a sus clientes un método mucho más cómodo para interactuar con su centro.

Estas tecnologías se han convertido en el mayor nicho de mercado en el mundo del fitness, ya que realmente optimizan el centro en todos los sentidos. La ubicación de los datos en un solo lugar permite ahorrar tiempo y energía. Se acabaron los días en los que el seguimiento se hacía mediante hojas de cálculo en diferentes dispositivos o incluso mediante registros físicos en papel.

Los equipos inteligentes aportan un elemento nuevo y emocionante al centro y pueden animar a usuarios con niveles de compromiso decrecientes, dándoles una nueva meta y estímulo para visitar con continuidad el club.

La irrupción de la inteligencia artificial en los centros fitness tiene riesgos, advierte Manuel de Diego, director de la Facultad de Ciencias del Deporte de EADE, en Málaga, pero en este caso controlables, pues para eso está el personal cualificado: "Hay pocas cosas tan intimidantes como una máquina en la que sientes que no sabes lo que estás haciendo. Es fundamental asegurarse de que el personal está completamente capacitado y familiarizado con en el nuevo equipo para que puedan ayudar a los usuarios".

Las nuevas tendencias tecnológicas en la industria del fitness, insiste De Diego, están revolucionando esta industria y ayudando a impulsar la práctica de ejercicio físico y la salud en la población porque ofrecen a los usuarios una forma única y mucho más atractiva y divertida de interactuar con su centro fitness.
   

C/ Miguel Sel Gómez de la Cruz, 2, 29018 MálagaTeléfono 952 20 71 22Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Grupo León XIII León 13 Fitness ClubLeón 13 Club Deportivo